miércoles, 16 de febrero de 2011

Escritura Automática 55


Como en espejismo, su imagen apareció entre la multitud y no quise mirar, me quedé bloqueada por completo.
Como se llamaba este juego?....el ahorcado! Se acababan las letras y aun no había nada inteligible, me sentía como ese ultimo grano de un reloj de arena que pronto caerá.

La imagen difusa se dibujaba abstracta, adicta a las quimeras, tenía los bolsillos llenos de relatos que pudieron ser.Caminaba difuminada por el destino, seguir sus huellas, era el rastro de la desesperanza.
Y …como no! Desistió era mucho mejor relajarse y olvidarse de esa visión absurda, que solo podía traer problemas, quería empezar de cero, ahora sobretodo, que hacía unos días, quizá un mes, que sentía nuevas sensaciones , a nuevas personas.

Los recuerdos de los viejos conocidos, también se vieron renovados.Punto y aparte, soy distintamente la misma persona, mi contradicción, más que un estigma era la razón por la que seguía existiendo.Me prometí inútilmente olvidarte, difuminarte hasta perder tu rastro, aun asi, me gusta pensar que me sigues de vez en cuando



Escuchar: The Kilimanjaro Darkjazz Ensemble-Caos Calmo

4 comentarios:

  1. Nuevas sensaciones y sombras molestosas.

    ResponderEliminar
  2. es importatnte seguir el rastro adecuado...las sombras a veces nos protegen de la sobredosis de luz que nos ciega

    ResponderEliminar