jueves, 19 de enero de 2012

Arco Iris negro


Te has despertado asustada esta noche
Huyendo otra vez de ti
Miras al espejo, desenfocada, temblando...
Tú voluntad se deshace,
como un analgésico en un vaso de agua

Bajo el arco iris negro

En el final del abismo concéntrico
del beso de dos espejos
encuentras los colores azules, de la profundidad de un mar
que lleva tu nombre

Bajo el arco iris negro

Te hundes sin tocar fondo,
te tiemblan las manos
tu corazón se detiene
se doblan tus rodillas
explotan tus ojos en una sola lágrima que cae hacia arriba

Bajo el arco iris negro

6 comentarios:

  1. Ese Arco Iris negro puede invadir cada centimietro de la piel, y recorrer cada laguna de nuestro ser manando delirio y locura.

    Tb. me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Creo que es lo mas bonito que he leído aquí.

    ResponderEliminar